fbpx Skip to main content

En la búsqueda de un tratamiento efectivo para unificar y mejorar el aspecto de la piel, el ácido mandélico se ha posicionado como una gran opción. Posee propiedades blanqueantes y despigmentantes que lo convierten en un aliado poderoso para combatir las manchas cutáneas y lograr un rostro más uniforme. 

A diferencia de otros peelings químicos, el ácido mandélico es suave y seguro, lo que permite realizar el tratamiento sin preocuparse por posibles efectos adversos. Una de las principales ventajas del ácido mandélico es su capacidad para aportar luminosidad a la piel y producir un marcado efecto lifting. 

Además, promueve la renovación celular ayudando a reducir imperfecciones como los poros dilatados. También disminuye la hiperpigmentación, reduciendo la apariencia de las manchas oscuras y difuminando las más superficiales. Asímismo, mejora la textura de la piel y corrige líneas de expresión.

DESCUBRE COMO UTILIZAR EL ACIDO MANDELICO PARA LUCIR UNA PIEL RADIANTE

Cuando se trata de mejorar el aspecto de la piel y eliminar manchas, el ácido mandélico se presenta como una opción eficaz y segura. A diferencia de otros peelings químicos ofrece resultados notables sin ser agresivo con la piel. 

¿QUE ES EL ACIDO MANDELICO Y COMO SE OBTIENE?

El ácido mandélico es un alfa-hidroxiácido de cadena molecular grande que se extrae de la almendra amarga mediante hidrólisis de su extracto. Descubierto al calentar almendras con ácido clorhídrico, el ácido mandélico se caracteriza por ser un componente antienvejecimiento, seborregulador y despigmentante.

APLICACIONES DEL ACIDO MANDELICO EN COSMETICA

El ácido mandélico tiene diversas aplicaciones en la industria cosmética debido a sus propiedades humectantes y exfoliantes. Se destaca por su capacidad para tratar imperfecciones de la piel, como el acné y la hiperpigmentación. 

Para tratar marcas y acné

Gracias a su efecto bactericida, el ácido mandélico es eficaz para eliminar el acné y las marcas que deja en la piel. Además, previene futuros brotes de acné, ofreciendo una solución completa para quienes luchan contra esta afección.

Para retrasar el envejecimiento

El ácido mandélico estimula la renovación celular, favoreciendo que la piel conserve su aspecto joven y lozano durante más tiempo. Su acción humectante y exfoliante contribuye a disminuir la profundidad de las arrugas, dando un aspecto más juvenil.

Para reducir la hiperpigmentación y aclarar la piel

El ácido mandélico posee propiedades blanqueadoras y despigmentantes. Esto lo convierte en una opción ideal para aclarar las manchas causadas por el exceso de pigmentación. También ayuda a corregir tonos desiguales en la piel, logrando un cutis más uniforme.

Uso del ácido mandélico como hidratante labial

Además de sus beneficios para el rostro, el ácido mandélico se utiliza para prevenir y eliminar las grietas en los labios.

Procedimientos estéticos con ácido mandélico

El ácido mandélico se emplea en diversos procedimientos estéticos, como el peeling químico y el uso de dispositivos de micro-agujas, como el Dermapen. Estos tratamientos contribuyen a eliminar las células muertas de la piel, mejorar su textura y reducir imperfecciones. El ácido mandélico no es fotosensible, por lo que se puede utilizar en cualquier momento del día.

TRATAMIENTO ANTIMANCHAS: DESPIDETE DE LAS MANCHAS Y RENUEVA TU PIEL

Existen diferentes tratamientos que incorporan el ácido mandélico para tratar las manchas de la piel. Uno de ellos es el tratamiento antimanchas EVEN Frost. Este tratamiento emplea un potente cóctel de activos de última generación. Permite despigmentar, proteger, regenerar y prevenir el foto-envejecimiento oxidativo de la piel.

tratamiento-antimancha-piel-nueva-2

Combinado con una constante protección solar y un seguimiento diario en casa, este tratamiento ofrece resultados notables. Deja la piel libre de manchas, más clara, reafirmada, luminosa y rejuvenecida.

Otro tratamiento que ha ganado popularidad es el Dermapen. Es un dispositivo de micro-agujas que ayuda a reafirmar, levantar y rejuvenecer la piel. Al tratar la zona afectada, el cuerpo estimula la regeneración celular, logrando una piel más sana, joven y lisa.

Y por supuesto, el peeling químico con ácido mandélico también es una opción a considerar. Este procedimiento consiste en la aplicación de una solución química que ayuda a exfoliar la capa superficial de la piel. Promueve la eliminación de células muertas y estimula la producción de colágeno. 

El ácido mandélico, al ser suave y bien tolerado, es una alternativa segura y eficaz para mejorar el aspecto de la piel. Es importante destacar que lo mejor es que acudas a un centro de belleza especializado o a un dermatólogo experto.

Se requiere un diagnóstico facial personalizado y evaluar el tipo de mancha presente en la piel. De esta manera, se podrá determinar el mejor tratamiento y ofrecer recomendaciones específicas para cada caso. En general, el ácido mandélico se ha convertido en un ingrediente antiedad muy valorado en el cuidado de la piel.

Como expertos en belleza, en nuestros centros Clínicas Láser Fusión lo recomendamos por sus propiedades antienvejecimiento, seborreguladoras y despigmentantes.

Esto se cerrará en 0 segundos